De origen medieval tuvo un monasterio, del que no quedan restos, dedicado a Santa María que fuera donado a Sahagún por Cristobal Citiz, además de palacio según aseguran los mayores del lugar que vieron sus bodegas cuando eran niños. no queda ningún vestigio en la actualidad, pero se atribuye su construcción a los Condes de Osorio, naturales de Saldaña.

Su iglesia parroquial, en honor a San Pedro Advíncula (San Pedro encadenado) guarda un bello retablo barroco del desaparecido monasterio dominico de Trianos, localidad cercana, que tras la Desmortización de Mendizábal en 1835 vió como sus distintos bienes muebles acabaron en poblaciones cercanas.

La Fiesta del Santo patrón es el día 1 de agosto.