En el libro de los Condes de Villela del siglo XVIII se narran las actividades que desarrollaban en el palacio que poseían en la localidad de Riosequillo. En la actualidad no quedan restos del palacio, ni de otras posibles casas nobles. Queda en pie la iglesia parroquial dedicada a Nª Sª de los Ángeles, patrona de la localidad, celebrada el 15 de agosto.