Uno de los primeros documentos en los que se nombra a Celada es en 1066, reinando por aquel entonces Alfonso VI. El documento dice que el sacerdote Velasco dió al Obispo Don Pelayo, el monasterio de San Justo y San Pastor en un lugar denominado Celada.

Destaca la iglesia de San Justo y Pastor ,con torre de ladrillo del siglo XVI, que guarda en su interior un magnífico retablo fechado en 1550 de tres cuerpos, con imagen de la Piedad. En la actualidad se encuentra esperando una merecida restauración.


Sus fiestas se celebran el 6 de agosto San Justo y Pastor y el 8 de mayo San Miguel Arcángel.